Tretiakov

Fue en la década de 1870, cuando Pavel Tretiakov, el famoso mecenas, construyó una famosa galería de arte, con obras exclusivamente de pintores rusos y en especial  de los llamados Ambulantes, donde se hallaban los entonces jóvenes Ilya Repin e Ivan Kramskoi, que se habían alejado de la Academia de las Artes. El nombre de Ambulantes venía de las exposiciones itinerantes organizadas por la agrupación en aquellos años. Tretiakov comenzó a coleccionar obras de arte en 1850 y durante los treinta años siguientes invirtió más de un millón de rublos en arte ruso. El Museo  Tretiakov llegó a reunir 1.276 cuadros, la mayoría de pintores rusos. Sin el impulso y la ayuda de este extraordinario mecenas, los pintores del grupo de los Ambulantes no hubieran podido sobrevivir. Tretiakov animaba a los jóvenes pintores a pintar paisajes con un realismo directo alejado de la clásica “belleza” paisajista.

Tretiakov per Repin

Pavel Tretiakov retratado por Ilya Repin

La Galeria Tretiakov en la actualidad

La Galería Tretiakov es actualmente un centro cultural indispensable. Incluso se afirma que es el museo más famoso de Moscú. Su edificio principal está ubicado en la callejuela Lavrushinsky, donde vivió el propio Pavel Tretiakov. Su característica fachada fue diseñada por el pintor Viktor Vasnestov, siguiendo el típico estilo de los cuentos de hadas rusos. Efectivamente, contemplar la fachada de esta galería nos lleva a un mundo de fantasía asiática, tan frecuente en el arte ruso. Durante la Revolución de 1917 la galería se nacionalizó, y en 1936 fue diseñado un nuevo edificio, a cargo de Alexei Shahusev. Después de la Segunda Guerra Mundial, la Galeria Tretiakov abriría de nuevo sus puertas, además de recibir otras importantes colecciones de pintores rusos: trabajos de Kazimir Malevich, de Marc Chagall, una colección de tapices. También la importante pintura de Victor Vaznestov, enorme cuadro con tres caballeros montados sobre sus caballos, dando una idea de la violencia en la historia de Rusia y su pasado turbulento. Y además, el óleo de grandes dimensiones titulado La apoteosis de la Guerra de Vasily Vereschaguin, una obra impactante que se ha convertido en uno de los emblemas de la Galería Tretiakov. La galería cuenta también con unos maravillosos cuadros del gran Kandinsky, que forman un apartado muy especial. Se pueden contemplar por internet, como también la mayoría de obras que reúne el museo.

La Galería Tretiakov tiene una enorme afluencia: realiza exposiciones temporales, conferencias, conciertos, talleres educativos, talleres para niños… Es un lugar de encuentro y uno de los centros culturales más importantes de toda Rusia.

Galeria Tretiakov

Fachada de la Galería Pavel Tretiakov, obra de Viktor Vasnestov

Apoteosis de la guerra

La apoteosis de la guerra, de Vasily Vereschaguin

Kandinsky Composicio VII.jpg

Composición VII, Kandinsky