Paganini

Paganini caricatura 2

Nicolò Paganini (1784-1840)
Si con Viotti se cierra el período clásico, un nuevo elemento que creó convulsión y que revolucionó el panorama violinístico fue la llegada de Nicolò Paganini. Su aparición fue un fenómeno aislado. No deriva de ninguna escuela en concreto, tampoco formó escuela alguna, pero su arte personalísimo sirvió de revulsivo para el arte violinístico. A los 12 años su padre lo mandó a Parma, donde tuvo contacto con Alessandro Rolla, que era
un reputado violinista, solista de aquella corte. Paganini estuvo durante los años 1796 y 1797 estudiando con él, y también contrapunto con el maestro napolitano Ghiretti.

Paganini, 1832, by Sir Edwin Landseer

Su primer gran concierto en Viena, el año 1828, causó una impresión enorme. Estuvo otros seis años fuera de Italia, cosechando éxitos por toda Europa. Era considerado el mejor y más gran violinista de todos los tiempos, impulsando el desarrollo de la técnica violinística hasta límites insospechados. Dejó un legado compositivo extraordinario. De manera especial sus célebres 24 Capricci, una obra personalísima que, junto con las Seis sonatas y Partitas de Bach, ocupa hoy la cima del repertorio violinístico.

Paganini,_24_Capricci,_prima_edizione,_Ricordi_1820.jpg

Los capricci de Paganini son de una originalidad total. Aunque conocía la obra de Locatelli, su gran personalidad va más allá de fórmulas técnicas conocidas o aprendidas. Paganini inventa, en cada capricho, siendo todos ellos de un juego imaginario siempre distinto. Algunos son sumamente atractivos y otros poseen una frialdad que atrae por su novedad.

El virtuoso italiano tocaba con un famoso violín construído por Giuseppe Guarneri del Gesú, apodado como Il Canone.

Paganini fue el intérprete más grande de toda la historia -y también el más controvertido-, con una vida repleta de aventuras, alguna de las cuales lo comparaban con el mismísimo Satanás, ya fuera por sus actos como por su aspecto singular. Era alto, delgado, de aspecto cadavérico, ojos brillantes y con una presencia sobre el escenario que provocaba una profunda impresión.

paganini - capritx 24

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s