Menuhin y Sibelius

Menuhin Sibelius.jpg

Hago un paréntesis en la serie que dedico a grandes mujeres violinistas para hablar de un hecho que me ha ocurrido hoy. Ha sido escuchado una versión que desconocía del Concierto para violín y orquesta de Jean Sibelius, interpretada por Yehudi Menuhin. Vaya sorpresa. Conozco toda la obra discográfica de Menuhin y nunca había oído hablar de que grabara la obra de Sibelius. Pensaba que no era un autor afín a él, al igual que pasó con el concierto de Chaikovsky, obra que sí que grabó aunque no tuviera una afinidad especial con la pieza. Otra cosa es, en cambio, Sibelius. Cuando he oído el concierto me he quedado muy, pero que muy impresionado. Se trata de una grabación del año 1955, con la London Symphony y Adrian Boult. Menuhin tenia por aquel entonces 38 años.

Menuhin 1

Yehudi Menuhin había sido un niño prodigio y, entre los 15 y los 25 años, fue el violinista más solicitado del mundo, junto con Fritz Kreisler. Era un caso único. Había estudiado en San Francisco con Louis Persinger, quien también fuera maestro de Isaac Stern y Ruggiero Ricci. Stern era un poco más joven, pero durante años fue un auténtico desconocido porqué la figura de Menuhin era estelar. Pero acabó pagando la factura. Un exceso de conciertos y giras por todo el mundo acabaron repercutiendo en su técnica, que se resintió. Otros grandes interpretes como por ejemplo el pianista Vladimir Horowitz o el violinista Jascha Heifetz llevaban un calendario mucho más restringuido. Tuvo que parar y durante un tiempo estuvo apartado del círculo de conciertos. Fue incluso a la India, para pedir ayuda a Nerhu, un experto en yoga, práctica que Menuhin llevó a cabo hasta su muerte. Antes de este difícil momento, sus conciertos eran irregulares y el público padecía al ver a un muchacho maravilloso, tan bien dotado, perder seguridad y verlo sufrir mientras actuaba. Su arco ya no era el mismo, y cuando lo pasaba sobre las cuerdas del violín, no tenía la estabilidad requerida. Tenía temblores y el ataque de muchas notas era tembloroso y deficiente.

Ese período pasó, y apareció otro Menuhin. Más tímido, algo religiosa y con un sonido bastante distinto. Un ejemplo de esta nueva etapa son las dos grabaciones que hizo con Wilhelm Furtwangler de los conciertos de Beethoven y Brahms. Muy buenas versiones pero algo alejadas de su manera característica de tocar el violín. Ya no era el mismo. Pero este Concierto de Sibelius grabado en 1955, representa un momento muy feliz. Lo he escuchado hasta tres veces y mientras sonaba iba señalando y anotando lo que oía, cosa que hacía ya cuando era joven. Este concierto, escrito en la tonalidad de Re menor, fue dirigido por Richard Strauss el día del estreno. Es una obra de estilo neoromántico, y ya en seguida tuvo una gran aceptación por parte del público.

Menuhin 2.jpg

Vuelvo a la interpretación de Menuhin. Conocer a Béla Bartók fue providencial para él. Tocó su gran concierto en varias ocasiones y Bartók le dedico su Sonata para violín solo. Las dos obras naturalmente están grabadas por él. Y fue providencial, ya que la escritura del compositor húngaro hizo ampliar la paleta de sonidos de Menuhin. El objetivo principal no era solo el buen sonido “bel suono”, sinó también conseguir el sonido áspero o desgarrado que Bartók obliga muchas veces en su música. Cuando apareció la versión de Menuhin, casi simultaneamente, aparecía la de otro gran violinista: Max Rostal, también muy buena pero algo inferior a la de Menuhin en cuanto a la expresión. La obra de Bartók requería mayor aspereza. Esta reflexión que Menuhin aplicó a la música de Bartók, en cierta manera también la aplica al Concierto de Sibelius, ampliando la paleta sonora. Generalmente escuchamos esta obra con buen sonido y poco más, mientras que Menuhin interpreta ciertos momentos dramáticos con una garra que impresiona. Llega mucho más con estos cambios de color que con un sonido demasiado homogéneo. Recomiendo encarecidamente esta versión que para mi ha sido un gran regalo y un estímulo.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s