Vodka

Museo del vodka de San Petersburgo.jpg

Museo del vodka de San Petersburgo

Antiguamente el consumo de alcohol en Rusia era privilegio de la élite. Y fue a finales del siglo XV cuando se comenzó a producir en dicho país. Su origen nace del moment en que se descubre que el alcohol se podía extraer del centeno y del trigo, comenzando así a producir lo que se llamaba “el vino de pan”. Su producción era barata y fue Ivan El Terrible quien proclamó la fabricación de lo que sería el vodka ruso. Más tarde Pedro El Grande dio un paso muy importante al establecer la obligatoriedad de consumir vodka en el ejército y la armada. El frío y la escasez de víveres podía ser compensada con el consumo de vodka. Incluso llegó a ser gratuíto. El vodka se convierte, así, en un una bebida básica y una de las principales fuentes de ingresos del estado zarista. Sin embargo, la abolición de la servidumbre hizo que el precio de las bebidas alcohólicas cayese en picado. A finales del siglo XIX y principios del XX la industrialización estaba en auge, y los barrios y tabernas adyacentes a las fábricas se llenaron de alcohol. Pero el vodka se fabricaba sin criterio y sin una fórmula precisa. Fue gracias al químico Dmitri Ivanovich Mendeléyev (1834-1907), científico docente en la Universidad de San Petersburgo, quien, a través de largos experimentos, logró la fórmula ideal en 1893, la misma que se sigue aplicando a día de hoy. Era la fórmula “oficial”.

Mendeleiev

Dmitri Ivanovich Mendeléyev

Luego con la Revolución de Octubre y la Primera Guerra Mundial el pueblo ruso sufrió un revés total y la población solo se preocupó de los productos de primera necesidad. Pasados los malos tiempos, en 1925 el Estado Soviético se reservó  el monopolio de la producción de alcohol y los bolcheviques vieron que el vodka era una buena fuente de ingresos. Pero los constantes conflictos internos de Rusia con el advenimiento de la Segunda Guerra Mundial, hizo que a partir de la década de 1930 el consumo de vodka se redujera de manera drástica. Sin embargo, después de la gran guerra y el crecimiento del  nivel de vida que permitía mayor capacidad para adquirir bebidas alcohólicas, aumentó de nuevo. Se dice que en la actualidad su consumo provoca un elevado número de fallecimientos. Un 25 por ciento de la mortalidad de rusos de entre 15 y 55 años, se debe al consumo de alcohol, especialmente de vodka, la bebida de la alegría pero también de la muerte.

Anuncis

Un nuevo Hermitage en Barcelona

La idea de realizar estos textos sobre la cultura rusa me vino a raíz de que mi amigo Jorge Wagensberg me iba pidiendo detalles, especialmente sobre música, de aquel país. Jorge se hallaba sumergido en su querido proyecto del nuevo Hermitage que se iba a construir en Barcelona.

La cultura de este gran país, su multiculturalidad y su desarrollo, comienza con los eslavos orientales, grupo étnico del que derivaron los rusos, ucranianos y los
bielorussos. La “rusificación” se produjo en el siglo XVI y las principales áreas de influencia fueron la política y la cultura.

El Hermitage es un museo que tiene de todo pero hay que destacar la enorme colección de pintura de todos los tiempos y estilos, no faltando lógicamente la aportación rusa. Pintura que también se encuentra en el conocido Museo Tetriakov de Moscú. La pintura rusa del siglo XIX, si la comparamos con los compositores de este período como pueden ser los Tchaikowski, Mussorsgky, Borodin, Rimsky-Korsakov, Prokófiev, Stravinski, etc., es la gran desconocida. También junto a los grandes escritores como Tolstoi, Dostoiewski, Gorky, Gogol, etc. Esta laguna, y otras más sobre una cultura tan compleja, fue lo que me hizo decidir realizar unos apuntes, lo más fieles posibles sobre la cultura general de Rusia. Debo decir que la historia de este país siempre me ha interesado, aunque también me ha atormentado, pero nunca me ha dejado indiferente. Mi trabajo es simple, esquemático y cronológico y soy consciente de que hay muchas lagunas. Pero he procurado destacar una buena parte de lo más destacable. Sacar a flote los grandes pintores del XIX me ha parecido muy necesario, ya que puede dar la impresión de que en Rusia no han habido buenos pintores.

Con la creación del Hermitage en Barcelona, por fin se podrá contemplar la obra pictórica de un siglo XIX excepcional. Pero será hondamente triste que nuestro Jorge no lo verá. Descansa en paz, amigo.

Jordi Cervelló

jordi-cervello-with-his-friend-jorge-wagensberg-director-of-the-museum-of-science-in-2000.jpg

Jorge Wagensberg con Jordi Cervelló, en el año 2000

Un ‘Concertino’ a la manera de Vivaldi

Un mes és el que ha tardat Jordi Cervelló en enllestir el Concertino Veneziano, una nova composició per a violí solista amb acompanyament d’orquestra de corda. L’obra està dedicada a Giuliano Carmignola. El violinista italià va venir a Barcelona fa uns mesos, per actuar al costat de l’OBC. Va ser en aquella visita quan va comentar-li a Cervelló que li faria il·lusió que aquest li escrivís un concert inspirat en la música d’Antonio Vivaldi.

L’obra s’estructura en tres parts, que porten com a indicació de tempo Allegro, Quasi Adagio i Presto. Precisament en l’últim moviment, just abans de la coda final, Cervelló hi inclou una cadença per al solista.

El compositor català destaca de Vivaldi “la invenció i la frescor” de la seva música. En aquest sentit, el nou Concertino inclou alguns dels patrons rítmics i els unisons típics de la música de l’autor venecià.

concertino veneziano

Una tarda molt especial

Cervello - Cabre 1.jpeg

Va ser amb la companyia de l’amic Raimon Colomer -autor de les fotos – i del nou amic Jaume Cabré, una gran persona a més d’excel·lent escriptor. Vàrem arribar a la seva casa, situada en un lloc esplèndid. El Raimon feia de xofer. Era un viatge que feia temps voliem fer. Per tal de que ens coneguéssim i, sobretot. per fer un “trío de violins”. El Raimon anava ben provist de partitures amb temes i melodies de diferents estils. Vàrem tocar tots tres una bona estona. La simpàtica muller d’en Jaume ens va venir a saludar tota contenta. Molt maca. Érem a l’estudi silenciós d’en Jaume, un lloc on es veuen arbres.

En la majoria dels llibres de Jaume Cabré, hi han referències musicals. De vegades, fins i tot, hi dedica capítols sencers, on parla de violins amb un criteri admirable. Fa uns anys, es va sentir atrapat per un constructor italià de molt nom, però desconegut per a molts músics. Era Lorenzo Storioni, de Cremona. Un dels darrers grans mestres, que va morir a final del segle XVIII. Doncs bé, a la novel·la Jo confesso, el Jaume elabora tota la història al voltant d’un violí Storioni, que esdevé el gran protagonista. Em va emocionar. Ningú parla d’aquest gran lutier, només conegut per una minoria. El nostre escriptor és curiós de mena i, quan llegeixo els seus llibres, sempre espero la referència musical, encertada i precisa.

Felicitats, Jaume, i al bon amic Raimon!

Jordi Cervelló

Cervello - Cabre 3

Marta Rodríguez Iborra

collage1 - Marta Rodriguez Iborra

De tant en tant la vida et dóna algunes sorpreses. Una de les últimes va ser el dia que la Marta Rodriguez Iborra, parella del violoncel·lista José Mor, es va presentar amb una carpeta on hi havien una serie de dibuixos. S’hi podia llegir el títol de la meva obra: Natura contra Natura. Va ser un regal inesperat i realment sentit, que em va recordar l’obra de la nostra Maria Girona.

La Marta havia ja escoltat una part de la meva composició, i entre la impressió de la música i el títol, va decidir fer aquests dibuixos que jo mai m’hauria imaginat. Segons paraules d’ella mateixa, va sentir l’impuls de fer-los “pensant en l’ésser humà, que sempre manipula tot el que és autèntic i salvatge, com per exemple la natura, o els nens”. Els dibuixos estan fets amb tinta xinesa, són simples, innocents, i tenen forces canviades, com plantes del revés. Per a mi tenen un doble valor. Un detall inesperat, i d’un gran qualitat.

Mercès, Marta!

Jordi

De tanto en tanto, la vida te da alguna sorpresa. Una de reciente tuvo lugar el día que Marta Rodríguez Iborra, pareja del violonchelista José Mor, se presentó en mi casa con una carpeta que contenía una serie de dibujos, en los que aparecia el título de una composición mía, Natura contra Natura. Fue un regalo inesperado y realmente sentido, que me recordó el mundo de nuestra Maria Girona.

Marta había escuchado parte de mi obra y, entre la impresión que sintió y el título, decidió realizar estos dibujos que yo nunca me hubiera imaginado. Según sus palabras, “sintió un impulso de hacerlos, pensando en que el ser humano “siempre manipula todo lo que es auténtico y salvaje, como por ejemplo la naturaleza o los niños”. Están hechos con tinta china, son simples, inocentes pero “fuerzas cambiadas, como por ejemplo plantas al revés”. Para mi tienen un doble valor. Un detalle inesperado y de una gran calidad.

¡Gracias, Marta!

Jordi

collage2 - Marta Rodriguez Iborra

 

Vacances/ Vacaciones

FB Jordi Cervello

Benvolguts,
Ha començat el mes de juny i us faig saber que no penjarem cap més article fins al mes de setembre. Agraeixo el vostre seguiment i uns desitjo el millor per aquest estiu.
Una abraçada i fins aviat!
Jordi Cervelló

Queridos amigos:
Ha comenzado el mes de Junio y os hago saber que hasta Septiembre no colgaremos ningún otro artículo mío. Agradezco vuestro seguimiento y os deseo lo mejor para este verano.
Un abrazo y hasta pronto!
Jordi Cervelló

El correbous

Foto d'animanaturalis.org

Foto d’animanaturalis.org

La tradició del correbous ve de lluny. Ja se celebrava a l’Edat Mitjana i de fa molts anys se segueix celebrant com una festa que per a mi forma part també de la barbàrie humana. Els correbous es fan principalment a la zona de València i al sud de Catalunya, a les Terres de l’Ebre, encara que darrerament també ha entrat en poblacions sense tradició o molt poca. Tant els toros com els correbous són un espectacle per a uns i un patiment per d’altres. Evidentment, sempre els he considerat una salvatjada indigna d’un poble que vol passar per culte.

Ja fa temps, es va establir una normativa que deia que els animals no serien maltractats. Ningú en fa cas i el tracte que reben els animals és infame. Partits polítics com CiU, PSC o ERC, que van obtenir la majoria per abolir la “corrida”, no van fer el mateix amb el correbous. Va ser clarament una decisió política, per no perdre vots. Amb l’excusa que a l’animal no se’l maltractava, es van decantar a favor de seguir amb aquest espectacle. Per a mi aquest és un fet imperdonable.

Bou capllaçat · Foto de naciodigital.cat

Bou capllaçat · Foto de naciodigital.cat

Explico una mica en que consisteix el correbous. Hi ha dos tipus de correbous, dos tipus de tortura. Una d’elles s’anomena “el bou embolat”, i l’altra “el capllaçat”. En el primer, es lliga el bou per les potes i la cua per immobilitzar-lo, amb la finalitat de col·locar-li les torxes o boles inflamables de brea a les banyes. En l’altra modalitat, el bou va lligat amb una corda al davant i una altra al darrera, subjectat pels corredors, que l’arrosseguen pels carrers. No els maten, però que pateixen és increïble. Tot tipus de vexacions. Els embolats pateixen ferides i cremades. Els altres, són objecte de cosses, fins i tot al morro. Aquest és un divertiment adreçat als més joves. Hi ha bous que moren d’angúnia, altres d’infart i n’hi ha que embogeixen. El fet de no matar-los no vol dir res. El tracte és infernal i moren per ells mateixos. El poble, que ho celebra per la Festa Major, ho considera un acte divertit, amè i que val la pena de veure.

Bou embolat · Foto de contra-el-mal-trato-animal.blogspot.com

Bou embolat · Foto de contra-el-mal-trato-animal.blogspot.com

Aquí, a Catalunya, doncs, també tenim uns polítics que considero dignes de denúncia pel fet que no els importi en absolut la polèmica sobre els correbous. A l’Apartat de Disposicions i Normes Generals de Protecció Animal diu clarament “ningú pot provocar patiment, maltractaments, causar-los estats d’ansietat o por”. Aquesta normativa indicaria clarament que el correbous no s’hauria de celebrar, però sembla que els nostres dirigents, els mateixos que condemnen la corrida, no la consideren aplicable a la tradició dels correbous. A l’Apartat de Disposicions per la Protecció Animal es rebutgen denúncies sobre maltractaments concrets però aquests no són tinguts en compte i són arxivats sistemàticament.

Tot i que aquest espectacle no ha arribat a considerar-se una manifestació cultural, com fa el govern espanyol amb la corrida, per a mi és també un esdeveniment del tot menyspreable i inadmissible, ja que es tracta d’un acte de mal gust, infame i impropi d’un país com el nostre.

Amb la no abolició, hi ha agut un augment considerable de correbous en localitats com Vidreres, Roses, Cavanelles o Cardona, per posar alguns exemples, cosa que ha provocat un augment del 66%. “Sense correbous no hi ha festa” és una frase que han dit alguns alcaldes, encara que un 68% de catalans no aprovi la seva pràctica.

La qüestió és que Espanya s’està convertint en el centre mundial de la tortura dels animals.

CORREBOUS Foto del PACMA Partit Animalista

Foto del PACMA, Partit Animalista

Altres aberracions

L’associació Igualdad Animal, a més de la “Corrida”, denuncia també -sempre dins del maltractament animal-, altres martiris que sembla que van en augment i que han de patir les pobres ànimes. Per exemple, condemnen que joves i no tan joves es diverteixin colpejant animals, tirant-los pedres, donant-los patades o perseguint-los amb vehicles de motor, fins a fer-los caure extenuats. També denuncien “encierros” improvisats, al camp, “novilladas” i “becerradas”. Hi ha una campanya a nivell internacional sota el nom ‘Festejos crueles’, que vol fer prohibir fets tan salvatges com aquests. De moment, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte no s’ha pronunciat i aquestes pràctiques segueixen quedant impunes. Encara afegeixo una barbàrie més, gratuïta i repugnant: ‘La matanza de Afligido’, dins del torneig del Toro de la Vega. D’això en diuen “torneig”, per demostrar que pels participants no és pas un acte cruel, sinó del tot lícit. De pura diversió. I mentrestant, des del Govern Central, silenci.

EL CORREBOUS

La tradición del “correbous” viene de lejos. Ya se celebraban en la Edad Media y desde hace muchos años se siguen celebrando como una fiesta que para mi también forma parte de la barbarie humana. Los “correbous” se hacen principalmente en la región valenciana y el Sur de Catalunya, en las Terres del Ebre. Aunque últimamente también se hacen en poblaciones sin tradición o poca.Tanto los toros como los correbous son un espectáculo para unos y un sufrimiento para otros. Evidentemente, siempre los he considerado una salvajada indigna de un pueblo que quiere pasar por culto.

Hace un tiempo, se estableció una normativa en la que los animales no serían maltratados. No se hace caso de ella y el trato que reciben en el correbous es infame. Partidos políticos como CiU, PSC y ERC, que lograron la mayoría para abolir la “corrida” no hicieron lo mismo con el “correbous”. Fue claramente una decisión política para no perder votos, y así se decidió seguir con este espectáculo con la excusa de que al animal no se le matava. Para mi, del todo imperdonable. 

Explico ahora en que consisten los “correbous”. Hay dos tipos principales: dos clases de tortura. Una de ellas es “el bou embolat” (buey embolado) y la otra “el bou capçallat” (buey ensogado). En la primera se ata el buey por las piernas y la cola para inmovilizarlo con la finalidad de colocarle las antorchas o bolas inflamables de brea en los cuernos.

Mientras que en la otra manera, el buey va atado por una cuerda delantera y otra detrás, sujetada por los corredores que lo arrastran por las calles. No los matan pero padecen de manera increíble todo tipo de vejaciones. Los embolados sufren heridas y quemaduras mientras los otros son objeto de patadas incluso en el morro, divertimiento éste de los más jóvenes. Algunos mueren de angustia, otros de infarto, y los hay que enloquecen. Por lo tanto, el hecho de no matarlos no indica absolutamente nada. Mueren por ellos mismos o quedan sellados para siempre.

El pueblo lo celebra durante el período de Fiesta Mayor. Lo considera un acto divertido, ameno y que vale la pena de ser visto.

En Catalunya, pues, tenemos unos políticos que considero dignos de denuncia por el hecho de que nada les importa la polémica sobre los “correbous”. En el “Apartado de Disposiciones y Normas Generales de Protección Animal” se dice claramente que “nadie puede provocar sufrimiento, malos tratos, causarles estados de ansiedad o miedo”. Esta Normativa indicaría claramente que el correbous no se tendría que celebrar, pero parece ser que nuestros dirigentes, los mismos que condenan la corrida, no la consideran aplicable a la tradición del correbous. En el Apartado de Disposiciones para la Protección Animal, se rechazan denuncias sobre malos tratos, no son tenidas en cuenta y las archivan sistemáticamente.

Aunque este espectáculo no ha llegado a considerarse un hecho “cultural”, pero sí tradicional, para mi es también un acontecimiento despreciable e inadmisible, ya que se trata de un acto infame, de mal gusto e impropio de Catalunya.

Con la no abolición, ha habido un aumento considerable de los correbous en otras localidades catalanas como Vidreres, Roses, Cavanelles o Cardona, por citar algunas, lo que ha provocado un aumento del 66%. “Sin correbous no hay fiesta” es una frase que han dicho algunos alcaldes, aunque un 68% de catalanes no aprueben esta práctica.

La cuestión es que España se está convirtiendo en un centro mundial de tortura hacia los animales.

Otras aberraciones

La asociación Igualdad Animal, además de la “Corrida”, denuncia también -siempre en el ámbito del maltrato de animales- otros martirios que parece que van en aumento y que sufren las pobres almas. Por ejemplo, condenan que jóvenes y no tan jóvenes se diviertan golpeando animales, tirándoles piedras, dándoles patadas o persiguiéndolos con vehículos a motor, hasta que quedan extenuados. También denuncian encierros improvisados en el campo, novilladas y becerradas. Hay una campaña internacional bajo el nombre de ‘Festejos crueles’, que quiere prohibir hechos tan salvajes como esos. De momento, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte no se ha pronunciado y estas prácticas siguen quedando impunes. Añado aún una barbarie más, gratuíta y repugnante: ‘La matanza de Afligido’, en el torneo del Toro de la Vega. A esto lo llaman “torneo”, para demostrar que para los participantes no se trata de un acto cruel sinó del todo lícito. De pura diversión. Mientras, desde el Gobierno Central, silencio. 

Jordi Cervelló