Pour Jane

IMG_2506.JPG

Gravació de ‘Pour Jane’ · Pau Blasi (tècnic), José Mor (violoncel) i Jordi Cervelló (compositor)

Va ser al maig de 2016 quan vaig conèixer la senyora Jane Goodall, per iniciativa d’Alberto Sampablo, director tènic aleshores de l’OBC; i Federico Bogdanowicz, de l’Institut Goodall de Barcelona. Feia anys que admirava Jane, una de les persones més extraordinàries que he conegut. Sempre l’he relacionat amb el doctor i organista Albert Schweitzer, que també va destacar per la seva tasca al continent africà. A Girona, on Jane va participar en un acte multitudinari, vam poder parlar còmodament sobre diversos aspectes de la vida però en especial sobre la necessitat de millorar el nostre planeta, i sobre la música. Em va impressionar la nostra mirada, els gestos i l’esperit reconfortant que desprèn. A la conversa va aparèixer el Concert per a violí i orquestra de Felix Mendelssohn, una de les obres que més agraden a Jane Goodall. Just la mateixa composició per la qual jo també vaig sentir una atracció des del moment que la vaig escoltar per primer cop, ja fa un munt d’anys. De manera inconscient volia escriure per a ella un souvenir d’aquella trobada, evocant el concert esmentat. Per això vaig escollir el primer moviment –Allegro molto appassionato-, on apareixen els temes més sublims de l’obra, i els vaig adaptar al violoncel, en una atmosfera recollida i de caràcter elegíac.

 

Cervelló habla de ‘Natura contra Natura’

P1180705

El compositor Jordi Cervelló responde algunas preguntas del divulgador musical Pere Andreu Jariod, sobre el estreno inminente de su última composición para orquesta, Natura contra Natura, que la semana que viene sonará en tres conciertos en el Auditori de Barcelona, a cargo de la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Catalunya, dirigida por Jaime Martín.

¿Cómo conoció a Jane Goodall y qué relación tiene la antropóloga con esta composición?

Conocí a Jane Goodall a través de Alberto Sampablo, entonces gerente de la OBC. Él ya tenía relación con el Instituto Goodall de Barcelona y concretamente con su director, Federico Bogdanowitz. Fue cuando Alberto recibió  mi partitura Natura contra Natura, que observó en mi obra un fiel reflejo del pensamiento de Jane. A partir de aquel momento, se puso en contacto con el señor Bogdanowitz y hablamos de esta coincidencia. Concretamos un día para vernos con la señora Goodall y el lugar del encuentro fue en Girona, donde ella estaba celebrando una de sus conferencias. Quedamos para vernos en el hotel donde se hospedaba. Me presenté en el lugar indicado junto con mis dos hijas, Isabel y Susanna. También acudió Alberto Sampablo y su hija pequeña. Al poco tiempo aparecieron Federico Bogdanowitz con Jane, y decidimos desayunar juntos, para conocernos y hablar largamente. Conectamos inmediatamente y hablamos de muchos temas. A Jane le gusta mucho la música, y en un determinado momento me comentó que sentía una gran estima por el Concierto para violín y orquesta de Mendelssohn. Coincidimos que la obra era como un canto a la naturaleza. Un milaro de inspiración. También hablamos de mi obra Natura contra Natura, y observó que efectivamente mi preocupación coincide con su labor y pensamiento de lo que ocurre en este mundo. Su lucha es encarnizada y sus viajes por todo el mundo para explicar lo que hace, e intentar eliminar al máximo la agresión del hombre hacia la naturaleza, es desde hace tiempo su principal ocupación. Nunca olvidaré lo que me dijo llegado un cierto punto de la charla: “Jordi, ahora nos levantaremos tu y yo, y nos miraremos a los ojos un rato”. Fue un momento inolvidable conectar con una mirada tan generosa y sincera. Jamás lo olvidaré. Al cabo de un tiempo, me escribió una carta para decirme que le había gustado mucho el primer movimiento de Natura contra Natura, que estrenó hace unos meses la Orquesta de RTVE.

¿Qué mensaje quiere transmitir con esta obra?
El mensaje que quiero dar es el mismo que Jane ofrece día tras día y año tras: que el hombre sea más respectuoso con su hábitat, con el medio ambiente , consigo mismo y, de manera especial, con los animales. Sin embargo, ella observa que no avanzamos, sino todo lo contrario, damos pasos a atrás continuamente. El planeta sufre. Lo que yo pretendo con mi obra es sensibilizar al oyente, y por eso antepongo dos movimientos absolutamente contrastados, además de una Elegía final, en la que “explico” la gran tristeza que siento ante una situación absolutamente irracional.

¿Cómo ha pensado ‘Natura contra Natura’, y qué estructura tiene?
La obra está estructurada en tres movimientos. El primero, titulado Sons de la natura (Sonidos de la Naturaleza), recrea un espacio campestre virgen, lleno de árboles, plantas, flores, riachuelos y, sobre todo, con la presencia de pajaritos cantores, que serán de hecho los protagonistas de este movimiento. Debo decir que fue para mi una gran suerte haber conocido a la bióloga Eloisa Matheu, una experta en sonidos de la naturaleza y en especial del canto de los pájaros. Con ella planificamos el movimiento y la intervención de los pequeños “cantantes”. Toda esta parte tiene un clima impresionista, que empieza en el alba para terminar en el crepúsculo. En el segundo movimiento Clam (Clamor) asistimos a un cambio radical de la música. La técnica compositiva es otra. Tiene un toque infernal y describe diversas situaciones violentas donde la maldad es la principal protagonista. No existe la más mínima compasión por las víctimas, pero sí una respuesta dolorosa por parte de éstas. He imaginado muchas de las barbaridades que se cometen, incluídas las que tienen lugar en los mataderos. Me parece absolutamente inhumano matar a seres inocentes, cronómetro en mano. Escribir este movimiento me ha hecho daño, ya que he tenido que revivir escenas que en su momento me dejaron sin palabras.

¿Qué espera de los tres conciertos del Auditori?
De los tres conciertos espero tan solo que mi música llegue al oyente, que lo haga reflexionar. En música se pueden describir todo tipo de sensaciones. Desde un clima subtil y tranquilo, a perversidades de todo tipo. Yo estoy seguro que mi obra explica el drama que vivimos con mucha claridad. Un primer movimiento con una temática que me gusta, y un segundo de tema aberrante. El tercero, la Elegía, expresa la inmensa tristeza ante hechos que parecen imposibles de frenar. La conducta del hombre es totalmente irracional.

Más información sobre los conciertos: https://www.auditori.cat/ca/el-1r-de-txaikovski-i-la-consagracio-de-la-primavera

La partitura ya se puede adquirir a través de Boileau: https://www.boileau-music.com/es/obras/natura-contra-natura-b-3627

p1180704.jpg

Natura contra Natura, antes del estreno

8325_B3627_portada.jpg

Queridos amigos/as:

Estoy pasando una semana un poco rara. Se acerca el estreno de mi “Natura contra Natura“, una obra que va pareja al pensamiento de Jane Goodall, por quien siento una admiración ilimitada. Es habitual en mi e imagino que también en cualquier compositor sentir una cierta inquietud los días antes de una primera audición. Inquietud que no llega a preocupación, ya que esta nueva partitura la he escrito sabiendo perfectamente lo que hacía. Lo que quería en cada uno de los tres movimientos. Pero la sensación que tengo es, como he dicho, de inquietud, ya que por vez primera oiré la realidad de lo que escrito.

Tener un buen oído interior es básico para una obra de orquesta pero hasta que no llega el momento de la verdad, la partitura que contiene miles y miles de notas, no se hace viva hasta su interpretación.

Tengo un ansia enorme para oirla y comprobar que las tantísimas horas de trabajo han sido bien empleadas. Estaré acompañado por Tchaikowsky y Stravinsky, con dos obras célebres.

La mía es desconocida, pero tengo mucha confianza en mí, y no iré al Auditori con la preocupación de estar programado junto a dos “grandes”. Mi obra será mi obra.

Jordi Cervelló

Marta Rodríguez Iborra

collage1 - Marta Rodriguez Iborra

De tant en tant la vida et dóna algunes sorpreses. Una de les últimes va ser el dia que la Marta Rodriguez Iborra, parella del violoncel·lista José Mor, es va presentar amb una carpeta on hi havien una serie de dibuixos. S’hi podia llegir el títol de la meva obra: Natura contra Natura. Va ser un regal inesperat i realment sentit, que em va recordar l’obra de la nostra Maria Girona.

La Marta havia ja escoltat una part de la meva composició, i entre la impressió de la música i el títol, va decidir fer aquests dibuixos que jo mai m’hauria imaginat. Segons paraules d’ella mateixa, va sentir l’impuls de fer-los “pensant en l’ésser humà, que sempre manipula tot el que és autèntic i salvatge, com per exemple la natura, o els nens”. Els dibuixos estan fets amb tinta xinesa, són simples, innocents, i tenen forces canviades, com plantes del revés. Per a mi tenen un doble valor. Un detall inesperat, i d’un gran qualitat.

Mercès, Marta!

Jordi

De tanto en tanto, la vida te da alguna sorpresa. Una de reciente tuvo lugar el día que Marta Rodríguez Iborra, pareja del violonchelista José Mor, se presentó en mi casa con una carpeta que contenía una serie de dibujos, en los que aparecia el título de una composición mía, Natura contra Natura. Fue un regalo inesperado y realmente sentido, que me recordó el mundo de nuestra Maria Girona.

Marta había escuchado parte de mi obra y, entre la impresión que sintió y el título, decidió realizar estos dibujos que yo nunca me hubiera imaginado. Según sus palabras, “sintió un impulso de hacerlos, pensando en que el ser humano “siempre manipula todo lo que es auténtico y salvaje, como por ejemplo la naturaleza o los niños”. Están hechos con tinta china, son simples, inocentes pero “fuerzas cambiadas, como por ejemplo plantas al revés”. Para mi tienen un doble valor. Un detalle inesperado y de una gran calidad.

¡Gracias, Marta!

Jordi

collage2 - Marta Rodriguez Iborra

 

Gracias, España

catalunya-a-espana

Ahora sí que debo hacer una pausa en cuanto a  mis preocupaciones políticas. Es urgente tener la mente clara y relajada ya que debo proseguir con una obra encargo, y sobre todo estar sereno y atento por el próximo estreno de mi “Natura contra Natura”. Pero antes, debo de hacer un escrito de despido por unas semanas. Comienzo.

Siempre he pensado en Pau Casals. Ya de muy jovencito ha sido mi referente. Referente en todos los sentidos. El musical y su comportamiento como persona. Casals costumbraba a decir que antes que músico se sentía ciudadano del mundo. No admitía las medias tintas. O se es o no se es. Ser o no ser.

Pau Casals tuvo que huir de España. El gobierno de Franco lo hubiera fusilado con mucho placer. También los nazis lo incomodaron cuando Casals ya se hallaba en Prades. Dos oficiales nazis lo visitaron para invitarlo a tocar delante del Fürher. Él se negó. No hubo conseuencias. Casals determinó que nunca iría a tocar a los paises donde se había reconocido el régimen de Franco. Le disgustó y mucho cuando después de visitar Inglaterra este país también reconocería el régimen del caudillo.

Cuando Casals vivía ya en Prades, diversos paises y en especial Estados Unidos le instaron a crear un Festival en dicho pais, con su nombre, además de ofrecerle la posibilidad de instalarse en él. Alexander Schneider, violinista húngaro afincado en Estados Unidos fue el mensajero que transmitió a Casals el ofrecimiento. Casals, sin embargo rehusó. Dijo que de ninguna manera podía abandonar Prades, vivir lejos de su Catalunya, lejos de tantos catalanes necesitados  que malvivían en el sur de Francia. Hubo una contrapropuesta de Schneider. Le dijo a Casals que en vez de desplazarse él a los Estados Unidos,  qué le parecería si lo hicieran al revés: que el Festival se celebrase en Prades. Casals quedó estupefacto. Prades era un pueblecito desconocido, mal comunicado y sin antecedentes culturales. ¿Cómo podía celebrarse un Festival en un lugar así? Pero Schneider le convenció y Casals aceptó. Rápidamente comenzaron los preparativos en los que además de los Estados Unidos también se unió  el gobierno francés. Un Festival Casals en Prades fue una noticia que recorrió todo el mundo y se convirtió en el festival  de música de cámara más importante de Europa.

Desde España se veía con malos ojos. Ya entonces el gobierno de Franco quiso boicotear el nuevo proyecto cultural. Intentaban impedir la salida de catalanes hacia tierras francesas. Los que íbamos sabíamos que no era prudente que se supiera…, pero íbamos. Mi odio contra el régimen de Franco era ya altísimo. Todos sabíamos las auténticas barbaridades que cometió cuando instauró la dictadura. Nuestro pueblo se silenció. Nadie se atrevía a nada ya que el castigo era inmediato. España entera se vio sumergida a la voluntad de los represores. Pero lo que se hizo en Catalunya sobrepasaba todos los límites. Se prohibió la lengua catalana. Se prohibió la edición de libros en catalán, en las escuelas, se eliminó el teatro en catalán, se prohibió cualquier publicación sean revistas o periódicos, se cambiaron los nombres de las calles, los nombres de todos los pueblos y pequeñas ciudades de Catalunya,  el hablar en catalán en las escuelas, fueran o no religiosas. Las empresas no podían imprimir documentos en catalán, se prohibieron  los nombres en catalán en todos los documentos oficiales, también en las escrituras y demás documentos realizados por los notarios. Se prohibió el himno nacional “Els segadors”, se cambió el nombre de Palau de la Música Catalana por el de Palacio de la Música. También la palabra Barça fue borrada y considerada delito. Recuerdo a policias – los grises – como se llevaban espectadores del campo de Les Corts, con el fin de propinarles una paliza en la Comisaria de Via Laietana. Los funcionarios de Catalunya nos trataban como si fuéramos gente especial. Todo era gravísimo pero considero que lo más grave era que perdiéramos nuestra identidad. Pensar que la lengua que recibía desde que nací por parte de mis padres se convertiría en “lengua prohibida”… Nunca lo superé. Cuando íbamos fuera de Barcelona, no nos atrevíamos a hablar nuestra lengua ya que para muchos era una provocación. Y ahora, de nuevo, y gracias a la vuelta atrás del asqueroso Gobierno de España, se me han despertado los demonios del pasado. Cuando observo los rostros de nuestros politicos delincuentes, en algo relacionado con el tema catalán su mirada, su expresión adquiere una dimensión maléfica. Fijaos en el rostro del Ministro de Justicia, Rafael Català!

¿Y ahora qué? Pues que los catalanes, mi pueblo, está en el punto de mira de toda España. Se odia a Catalunya, se odian a los catalanes, se considera a los catalanes como culpables de querer desintegrar España. Grave. Gravisimo!! Y aquí me lleva a pensar en Hitler. En el nazismo que el sinvergüenza de Felipe González se atrevió a equipararlo con el comportamiento político de Catalunya. Pero no él solo, también los barones corruptos del PSOE cuya imbecilidad ha llevado el partido al traste. Ahora está en boca de muchos españoles tildarnos de nazis. He mencionado a Hitler ya que su demoníaca maniobra llevó al pueblo alemán a matar a los causantes de la inestabilidad. Los judíos ante todo. Años atrás los judíos vivía en Europa sin demasiados problemas. Y a muy pocos se les ocurria incluso pensar si tal o cual era judío o no.  Habían pequeños brotes de racismo que la sociedad consideraba como casos aislados. Muchos judíos que vivían en Alemania no pensaban ni remotamente que ocurriera lo que ocurrió. El antisemitismo existía solo en casos aislados. El maquiavélico plan de Hitler comenzó ya con pequeños grupos violentos aunque con un plan muy calculado e imparable. De menos a mas. Iba creciendo paulatinamente. De conflictos verbales se pasó a acciones más violentas y discriminatorias. Se fomentó un odio de raiz étnica en la prensa y en la radio. La bola era cada vez más grande. Mentiras y calumnias contra ellos era una constante, se les avergonzaba de su identidad. La semilla de odio se impregnó en la poblacion alemana hasta que cualquier agresión a un judío era justificada e incluso propiciada por la misma víctima. Luego. Ocurrió lo que ocurrió.

El pueblo judío era el causante de todos los males no solo en Alemania sino en toda Europa. Los judíos tanto en Austria como en Alemania. Los intelectuales judíos y la burguesía judía ya desde el siglo XIX se distinguia en proteger las artes y fue muy activa en el esplendor cultural de Viena. Se integró completamente en la vida cultural de Viena y fue precursora de tantas novedades.

Pero no. La red de la muerte se iba planificando. Y en ella, además de los seis millones de judios, perecieron republicanos españoles, homosexuales, gitanos, comunistas, disminuidos fisicos…

Cuando yo era joven, mi lengua, el catalán era mi persona. Por otra parte, los judíos cuyos músicos e instrumentistas han constituido parte de mi familia, ha sido una raza muy querida para mí. Pero ahora todo este tumulto político, provocado sobre todo por el Partido Popular, de repente se han disparados mis antenas. ¿Otra vez? Me pregunto. ¿No estamos en democracia? Pues no. No estamos en democracia porqué aquí se roba a placer y la justicia se ha ido a pasear. A veces vuelve del paseo. Pero ya es tarde, después 10, 15, 20 años de siesta. ¿Por qué ha estado silenciada o tan poco receptiva? Vaya. La explicación es elemental y ya la he dicho muchas veces. Cuando una justicia se cruza de brazos, hay terreno libre para lo que sea. ¿Qué moral hay en España? ¿Acaso existe moralidad y relación mutua entre Comunidades?

Entre las diferentes Comunidades Autónomas, hay celos y poca relación. Sobre todo la cultural. Catalunya es naturalmente la mala. Peor que Euskadi donde ETA mató a placer y en Catalunya no se ha matado a nadie. Pero los catalanes somos peores. Somos como los judíos de España.

El Referendum está prohibido. No sabía que un referendum pacífico fuera objeto de prohibición. España es diferente, naturalmente.  He hablado de Hitler y los judios. Si ellos fueron los culpables de los males de Alemania, Austria y Europa entonces los catalanes somos también culpables de mucha parte de los males de España. Hitler optó por la Solución Final. Los campos de concentración y de exterminio. Y mi mente me lleva a pensar que la expresión facial de muchos dirigentes del PP pero también de los barones -hoy millonarios- del desgraciado PSOE es parecida a la de muchos nazis. Expresión de menosprecio y rabia. El rostro se descompone y la mirada no es precisamente bondadosa. Ignoro si existe un traductor de imágenes. En caso de existir, muchas de las miradas que observo tienen un desprecio mortífero. No existen las virtudes humanas. El dialogo tampoco y sí el pensamiento único.

Gracias España.

Jordi Cervelló

¿Poder demoníaco?

pobresa-espanya-2-el-pais

España, creadora de desemparados  [Foto d’El País]

Otro año. 2017. Algo debo decir en este principio de año. Pero, ¿qué? Que espero que todo vaya mejor? No soy un iluso. Este 2017 será igual, peor o quizás menos malo. No me refiero a España, con nuestro querido y repugnante Partido Popular. Me refiero al mundo, en general. Hace ya años que llegué a la conclusión de que nuestro hábitat está poseído por el demonio. ¿Es él quien rige todo el planeta? La palabra demonio, como sinónimo de diablo, en griego significa “calumniar”, “falsear” y “mentir”. Perfecto. Justo algunas de las principales características que reinan en el mundo. Los demonios son esencias que están por encima de las fuerzas terrestres.

Demonios no son sólo Lucifer o Satán. Hay demonios en todos los credos y religiones con un objetivo principal: extender la maldad. Asmong, Bucón, Lagasse o Racna llevan un odio terrible al que debe sumarse la vanidad, la lujuria, la avaricia y la falsedad.

Nuestro mundo parece gobernado por el espíritu del mal. Existen demonios con aspecto humano. Son los que destruyen, matan, esclavizan y aniquilan todo lo que se opone a sus intereses. ¡Pobre humanidad! La doble moral se ha instalado en la mayor parte del mundo como algo legítimo. La corrupción, tolerada y encubierta, se ha convertido en un mal menor. La compasión y la piedad han dejado de existir y los gobernandes ya no piensan en el pueblo. Lo siento. Es lo que pienso.

¡Os deseo lo mejor!

Jordi Cervelló

¡Feliz Año!

Leonid Kogan.jpg
¿Qué diría Georg Friedrich Haendel si escuchara una de sus sonatas a la “manera rusa”?
A mi nunca me han gustado los dogmas, si la música llega con calidad, mensaje y emoción. El gran violinista ruso Leonid Kogan interpreta la “Sonata en mi menor” de Haendel como la siente. Y el resultado es excepcional. Una versión sentida, con una calidad de sonido de incomparable belleza. En el mismo recital, le sigue una pieza de Claude Debussy titulada “Beau Soir”. Es extraordinariamente bella, poco conicida y transmitida con emoción.

Es mi felicitación por el Nuevo Año.

Vuestro Jordi Cervelló.