Lili Boulanger: Grabaciones

18 Lili 3

Lili Boulanger tiene excelentes registros discográficos y su obra la han grabado un buen número de sellos discográficos, algunos de muy importantes y otros quizá no tanto, pero con ediciones muy cuidadas y de alto nivel. La producción de Lili se acostumbra a dividir en tres bloques: la música instrumental, la música coral y la música vocal. En total son unas 40 obras.

Empiezo por dos composiciones instrumentales escritas hacia el final de su vida: D’un matin du printemps para violín y piano y D’un soir triste, para orquesta. Se trata de un díptico, a modo de despedida, compuesto al mismo tiempo. Intencionadamente la primera pieza refleja la alegría de la primavera, mientras que la otra refleja el doloroso, resignado e inmediato final. Fueron escritas entre la primavera de 1917 y enero de 1918. Fue entonces cuando realizón también la versión para orquesta. Lili moriría en marzo de ese mismo año. Éste es un testamento importantísimo ya que, consciente de que iba a morir de un momento a otro, tuvo sin embargo la necesidad de contraponer la intensa alegría con la enorme tristeza. Dos obras que son inseparables y sobre todo muy significativas en cuanto a su pensamiento. Dos versiones de referencia son las que realizan, por un lado, el violinista Yehudi Menuhin y el pianista Cliford Curzon para D’un matin du printemps, que contrasta con su cara más triste y que relata con sutil amargura su inminente desaparición en D’un soir triste, interpretada por la BBC Philarmonic, dirigida por Yan Pascal Tortelier.


Les Sirènes fue escrita en 1911 y es un buen ejemplo de la música coral de Lili Boulanger. Se trata de una pieza pensada para soprano solista, coro mixto y piano. Es una composición que recuerda otras Sirènes, las de Debussy, por sus progressiones armónicas y el ambiente etéreo que consigue el bellísimo poema de Charles Grandmougin, una especie de lejano ritual. Vale la pena destacar también su maravillosa cantata Faust et Eléne, con la que consiguió el Premio de Roma. Una obra con un final de increíble belleza.

De gran calado son también sus Tres Salmos (24, 129 y 130), y su preciosa Antigua Oración Budista. Estas cuatro últimas obras las podemos considerar una rareza milagrosa, donde Lili Boulanger consigue perpetrar en un mundo totalmente suyo. Es música de una intensidad potente, que muestra un mundo donde lo emocional y lo espiritual se juntan, utilizando una escritura perfecta. Un verdadero milagro de una compositora de apenas 24 años.

El Salmo 130 ‘Du fond de l’abisme’, para tenor, contralto, coro y orquesta, produce una impresión inesperada para aquellos que no conocen su música. Lili Boulanger logra aquí relatar su drama con milagrosa sobriedad.

De todas estas piezas el sello discográfico Chandos tiene magníficas grabaciones, a cargo de Pascal Tortelier, dirigiendo el Coro y la Orquesta Sinfónica de la BBC.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s